"El café orgánico no es más saludable y no sabe mejor que el café cultivado convencionalmente” 

“Entonces, ¿por qué lo compraría si es más caro?”, ustede podría preguntarse.

Las bolsas de café etiquetadas con un sello orgánico pueden llamar la atención en la decisión de compra de los (las) consumidores de café ya que “orgánico” se asocia con un producto más saludable y más “natural” que contribuye a nuestro bienestar.

Durante la investigación realizada para este artículo, nos dimos cuenta que hay mucha información rondando, pero también hay muchas ideas equivocadas, lo que nos hizo dudar acerca de qué creer.

Como creemos que el cultivo de café orgánico es muy importante, decidimos ir más a fondo y ofrecerles algunos hechos así como diferentes puntos de vista sobre cómo los (las) involucrados en la cadena de café orgánico ven el asunto “orgánico”.

matas de café con arboles de sombra
Producir el café de manera orgánica significa salvaguardar el ecosistema. (Imagen de Sarin Gib en Pixabay)

#1 Los hechos: ¿Qué significa realmente café “orgánico”?

Tomamos como ejemplo productos que son certificados orgánicos en un país de origen y destinados a la venta en Estados Unidos.

Primero, todos los productos hechos orgánicamente en Estados Unidos o importados desde el extranjero tienen que estar certificados por el Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (USDA, por sus siglas en inglés). Además, hay otros sellos y programas de certificación orgánica que van en la misma dirección.

La USDA establece un rango de prácticas, técnicas y listas que permiten y prohíben sustancias que pueden añadirse durante el proceso de producción del café. Estas prácticas buscan minimizar o eliminar la necesidad de usar productos agroquímicos.

Repetimos: “minimizar o eliminar”. Aquí llegamos a uno de los conceptos erróneos que los (las) consumidores podrían relacionar con el café orgánico. A menudo se dice que este café se produce sin ningún tipo de pesticidas. Pero esto no es del todo cierto. Es más la pregunta de si los pesticidas se basan en sustancias sintéticas o naturales.

La USDA tiene términos de uso específicos para la palabra “orgánico” en las bolsas de café. En general, una bolsa de café etiquetada como orgánica tiene que técnicamente contener 95% de granos de café de cultivo orgánico (Organic Labeling Standards). Pero como el café es el único ingrediente, por lo general las bolsas de café orgánico que ustedes compran contienen 100% de granos producidos orgánicamente. 

fruto del café
Cerezas del café maduras y no maduras. (Imagen de tristantan en Pixabay)

#2 La perspectiva de los (las) agricultores: ¿Por qué los (las) agricultores adoptan prácticas de cultivo orgánico y cuáles son los beneficios para ellos?

Primero, debemos hacer una distinción entre aquellos (aquellas) agricultores que optan por obtener algún tipo de etiqueta orgánica (por ejemplo, USDA Organic) con la implementación de prácticas de cultivo orgánicas y aquellos (aquellas) que se ven forzados a producir café orgánico casi por defecto debido a varias razones.

Aquellos (aquellas) que conscientemente buscan una etiqueta en principio tienen las siguientes motivaciones: salud, ambiente y dinero. Especialmente el punto de vista de la salud es muy importante ya que los agroquímicos que se usan en la producción de café pueden tener un impacto negativo en la salud de los (las) trabajadores.

Un estudio (Henry & Feola, 2013) reveló que en Jamaica, se encuestó una muestra aleatoria de 81 agricultores de café. La mayoría reportó sufrir por lo menos un síntoma de salud asociado con el manejo de pesticidas.

La agricultura orgánica promueve prácticas y métodos para preservar el ambiente y las personas para evitar su exposición a químicos tóxicos. Por ello, optar por lo orgánico es una decisión a largo plazo que favorece al medio ambiente y la salud de sus trabajantes. 

El otro aspecto importante, y una fuerte motivación, es el aspecto financiero. Al buscar el sello orgánico, productores usualmente apuntan a posicionar su producto a un mayor precio. Pero en un momento discutiremos eso.

El otro grupo de agricultores producen orgánicamente el café “por defecto”. Es común que no puedan costearse el comprar pesticidas y demás substancias necesarias para su agricultura y por ello se ven, de alguna manera, sin otra opción más que producir orgánicamente.

A esto se le llama “orgánico pasivo” y no está certificado. Para poder enfrentar los altos costos de las certificaciones orgánicas, estas personas suelen organizarse en cooperativas.

Clémentine Allinne, doctora en agro-ecología en el CATIE (Centro Agronómico Tropical de Investigación y Enseñanza) en Costa Rica, señaló que el alto precio que reciben quienes producen café puede considerarse una bendición y tiene un importante impacto en la vida de sus familias.

Desde un punto de vista ecológico, la agricultura orgánica siempre se asocia con cultivos pequeños. Quienes trabajan usualmente laboran con bastantes árboles de sombra, lo que ayuda a preservar la pintoresca biodiversidad.

Además, la agricultura orgánica también ayuda a preservar el suelo y el agua, sin mencionar que, bajo ciertas condiciones, puede estar relacionada a una mayor calidad en la producción de la cereza de café.   

almácigo de café
Almácigos de café. (Imagen de Christian Joudrey en Unsplash))

#3 La perspectiva agrícola: ¿Cuáles son las razones económicas que se esconden detrás de la producción orgánica de café?

Aunque los aspectos de salud y ambiente son vitales para tomar la decisión de cambiarse a la producción orgánica, hay aspectos económicos que también motivan a los (las) cafetaleros.

El cambio a producir cafés con certificaciones orgánicas o cafés de especialidad implica mayores costos, ya que es una labor más extenuante y el rendimiento por acre es menor que el de la producción de café convencional.

Sin embargo, el objetivo es que, a través de está diferenciación, productores puedan conseguir un precio premium que está por encima del precio del café en la Bolsa de Nueva York.

El precio que pueden conseguir por su café orgánico puede ser hasta un 20%-25% (Craves, 2016) más alto que el de un café de producción convencional. El precio elevado pretende compensar el alto costo y menor rendimiento de las prácticas orgánicas.

Aún así, más y más estudios revelan que el precio premium por el café orgánico no está pagando los esfuerzos, al menos desde un punto de vista económico.

Es por eso que más y más productores están abandonando la agricultura del café orgánico (Fieser, 2009) al experimentar que quienes compran el producto no aceptan sus altos precios. Al final, estas personas se ven obligadas a vender sus cafés a precio normal, lo que resulta en pérdidas para sus negocios.

dinero
Imagen de Sharon McCutcheon en Unsplash

#4 La perspectiva del consumidor: ¿Qué ganan ustedes?

Para empezar, veamos el café producto. Un estudio revela que en ciertas comidas, prácticas orgánicas pueden aumentar los nutrientes y, por ello, contribuir a la salud de una persona. En el caso del café, esto no es muy relevante debido a que nosotros no tomamos café por sus propiedades nutritivas sino por ser un producto de lujo

Una de las preocupaciones que se pueden dar entre amantes del café es que el café convencional puede venir con algún tipo de residuo de pesticida.

Aquí y aquí, queda claro que debido a las diferentes etapas de procesamiento del café, la probabilidad de encontrar residuos es verdaderamente baja y no tan común. Por lo menos, cuando se tuesta el café a una temperatura de más de 200 C, la probabilidad de recibir residuo es verdaderamente baja.

Desde el punto de vista de la calidad es importante comprender que la agricultura orgánica en gran parte se realiza a una escala menor. Por ende, la agricultura orgánica de café no solo implica abstinencia del uso de agroquímicos sino que también la protección de todo un ecosistema. Lo que significa que el café orgánico y también los cafés no orgánicos mantienen en pequeñas granjas sus ecosistemas usando árboles de sombra.

Los árboles de sombra son un elemento importante y no solo contribuyen para “enfriar” el ambiente de las plantas de café sino que también proveen nutrientes importantes para el suelo, los cuales absorbe el café en su metabolismo. Junto con otros factores, esto puede contribuir a una mayor calidad de crecimiento de las cerezas y, al final, de los granos de café.

Entonces, volvemos a la pregunta inicial: ¿en qué se beneficia usted?

La Dra. Allinne dice que apoyar la agricultura orgánica de café no se trata tanto del consumidor o del producto en sí y cómo lo percibimos en nuestra taza, sino que es acerca del aspecto social y ambiental.

Apoyar la agricultura orgánica significa, en principio, ayudar a las personas a apoyar a los (las) pequeños agricultores para que trabajen en un ambiente sano y no tóxico, así como apoyar una evaluación a largo plazo en relación con el mantenimiento de un ecosistema que pueda darle al agricultor un crecimiento más sano del café por un tiempo prolongado y garantizar su negocio. 

Al tomar café orgánico usted puede contribuir para ayudar que los (las) agricultores de café y sus trabajadores tengan un ambiente laboral más saludable. (Imagen de Drew Coffman en Unsplash)

Conclusión

En esta publicación intentamos aclarar diferentes perspectivas de quienes son parte de la cadena de café orgánico y explicar en qué beneficia a las personas involucradas. Intentamos darles un vistazo diferenciado sobre el café orgánico y su impacto en las áreas de investigación mencionadas.

El hecho de que haya agricultores que están dejando el camino del café orgánico nos hace pensar que algo no está funcionando bien en el sistema. A pesar de todas las ventajas que la agricultura orgánica trae a los (las) agricultores, también debe ser rentable. De otra forma se arriesgan a tener problemas financieros y tendrán dificultades para mantener a sus familias.

Si el lado del consumidor no está listo para pagar más por el café orgánico entonces todo este modelo deja de ser atractivo para los (las) agricultores y el regreso a las prácticas convencionales se vuelve más común. Por otro lado, existe una creciente demanda por café orgánico, pero la economía simple nos dice que una demanda creciente y una oferta baja incrementarán el precio aún más.

Al final, pagar un poco más puede hacer una verdadera diferencia. El agricultor puede mantener su negocio, potencialmente crecer e invertir en calidad. Todos ganaríamos. Esperamos poder haber contribuido a generar conciencia sobre este asunto.

Esperamos que esta publicación haya sido de ayuda y agradecería que, si ustedes lo desean, compartieran sus pensamientos y experiencias acerca de este tema. Estamos ansiosos de ver sus comentarios abajo. Si creen que esta publicación podría interesar o ayudar a algunos de sus amigos, entonces por favor, compartanla.


Referencias


¿Le gustó este artículo?
Por favor compártelo. Gracias.

¿Y porque no dejaría un comentario?