"El café orgánico no es más saludable y no sabe mejor que el café cultivado convencionalmente” 

“Entonces, ¿por qué lo compraría si es más caro?”, ustede podría preguntarse.

Las bolsas de café etiquetadas con un sello orgánico pueden llamar la atención en la decisión de compra de los (las) consumidores de café ya que “orgánico” se asocia con un producto más saludable y más “natural” que contribuye a nuestro bienestar.